El Árbol Genealógico: Conoce la Historia de tu Familia

El Árbol Genealógico: Conoce la Historia de tu Familia

junio 29, 2020 Autoayuda 0

El Árbol Genealógico o Genograma es aquella herramienta que nos permite ordenar, conocer y honrar la historia de nuestra familia, es decir, de cada uno de nuestros Ancestros. Y quizá se preguntarán por qué esto es importante, si al final son historias que ya pasaron, sobre todo las de aquellas personas que ya fallecieron. Pero resulta que, por energía, correspondencia y herencia, tenemos la gran tendencia a repetir esas mismas historias. En vez de ser libres y seguir nuestro propio destino, podemos terminar repitiendo el dolor y sufrimiento que vivieron nuestros Ancestros. Lo bueno es que esto puede cambiarse, y en este artículo te explicó cómo.


¿Alguna vez te ha sucedido que repites y repites una experiencia de vida y no sabes por qué te has quedado estancadx en lo mismo? Seguramente sí te ha sucedido, porque realmente a todos nos pasa, sólo que a algunos con mayor intensidad o en temas más delicados, pero a todos nos sucede. Y esto puede venir por múltiples razones, como tus propias conductas (las cuales deben ser transformadas también), pero otra de las razones puede ser porque estás repitiendo alguna historia de tu sistema familiar, o estás siendo leal a algunx de tus ancestrxs.

¿A qué me refiero con eso de «Ser Leal»?

Nosotros como humanos queremos, inconsciente o conscientemente, pertenecer a algo, sea a un grupo de amigos, la sociedad o alguna religión. Pero, principalmente, queremos pertenecer a nuestra familia. Es decir, queremos «encajar», ser aceptados y aprobados por aquellas personas que más queremos, comenzando por nuestros propios padres.

Inconscientemente decimos: «Quiero parecerme a ellos porque así me van a querer, entonces tomaré esta historia y lo haré igual como en mi familia se hizo, así eso me cause dolor».

Entonces, en ese punto, somos leales a alguien en nuestro sistema familiar, pero lo hacemos desde el trauma, la enfermedad, la muerte, el vicio, la relación tóxica o cualquier otra experiencia que nos cause sufrimiento. Y la verdad es que, nuestro sistema nos ama tanto, que lo menos que desea es que nosotros también pasemos por las mismas circunstancias que ellos pasaron.

Nuestros Ancestros lo que más desean es que lo hagamos diferente, que cerremos sus ciclos para que las historias difíciles no se sigan repitiendo y que, más bien, tomemos todo el potencial que ellos nos pueden aportar. En vez de ser leales a través del dolor, que seamos leales a través de todos los talentos y fortalezas que ellos tuvieron (o todavía tienen en caso de estar vivos).

Por eso, hacer nuestro Árbol Genealógico nos puede ayudar tanto. No es sólo ordenar nuestra familia según cómo fueron naciendo, sino también mirar de frente sus historias, sin juicios ni recriminaciones, y darnos el permiso de honrarlos, pero también de observar cuál historia estamos repitiendo y que esta, en vez de impulsarnos, nos limita a manifestar todo el potencial que está en nosotros.

Es ahí, desde la consciencia, que puedes comenzar a hacer cambios en tu realidad.

Por ejemplo: las mujeres de mi sistema fueron y son mujeres muy fuertes, intuitivas, poderosas y amorosas. Siempre buscando ayudar a otros, sacrificándose por sus hijos hasta lograr sacarlos adelante. La intuición realmente es uno de sus fuertes, tipo brujitas blancas. Pero también hay mucho dolor en sus vidas, al quedarse con hombres violadores o maltratadores, o quedarse en la escasez por no confiar completamente en su potencial.

Yo, desde pequeña, fui inconscientemente leal al haber sido abusada en la infancia. Esas son lealtades que no podemos evitar porque vienen desde el alma, es decir, desde procesos que debemos vivir para poder hacer cierres en nuestro sistema. Pero luego crecemos y nos convertimos en adultos responsables (o por lo menos eso deberíamos), lo que implica hacer cambios en nuestra propia vida de forma mucho más consciente.

En mi caso, me di cuenta que el camino que deseo y estoy materializando es el de una mujer independiente, que no desea ser ama de casa (algo muy común en las mujeres de mi sistema), sino que desea ser una empresaria en el mundo del crecimiento personal y la sanación. Pero tengo la constante tendencia a buscar el dolor, el estancamiento y la carencia.

Entonces, me he dedicado a mirar a las mujeres de mi sistema para honrarlas y más bien fijar mi atención en lo positivo que ellas pueden brindarme, mientras les pido que me den la fuerza para hacerlo diferente, y así cerrar los ciclos de dolor que ellas vivieron.

Sí, puedes hablarle a tus ancestros, como especie de oraciones, en las que les comunicas lo que deseas manifestar en tu realidad, y así mismo les pides que te den el permiso de seguir tu propio destino, y de ser tan exitosx como merecer ser. Y justamente puedes aprovechar el momento en el que estás haciendo tu Árbol Genealógico para lograr esto. Créeme que, si logras conectar con ellos, podrás sentir su energía y la forma en la que te impulsan hacia adelante.

Hay muchas herramientas que nos pueden ayudar para darle corte a las historias dolorosas de nuestro sistema, como las mismas Constelaciones Familiares, pero hacer nuestro Árbol Genealógico es una excelente forma de conectar nosotros mismos con nuestros Ancestros y honrarlos. Y quiero dejarte claro: honrar implica NO juzgar, sino mirar con amor y compasión.

Recuerda, la vida está adelante de nosotros, así que, mientras estamos repitiendo historias dolorosas, estamos desde el estancamiento y la muerte. Crea la historia que tú desees, tomando la fuerza de tu sistema familiar, pero siempre mirando hacia adelante, es decir, planteándote metas, proyectos y haciendo lo que amas hacer. ¡Sigue tu verdad y tu camino!

Tú lo vales.
Francis Nazar.


Más Artículos:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *