La Filosofía del Emigrante: El miedo a saltar

La Filosofía del Emigrante: El miedo a saltar

noviembre 16, 2017 Reflexión 0

¿A quién no le asusta dejar a su país por primera vez? Por muy «mal» que estemos, por muy difícil que esté la situación, de igual forma cuesta dar ese paso. El gran miedo a lo desconocido, ¿no? El miedo a salir de ese lugar que conocemos, aunque cada vez se vuelva más incómodo. Es nuestra Madre Tierra y, no importa cuan destruida esté, de igual forma la amamos.


Dejamos nuestra casa, nuestra familia y amigos, y todo aquello que forma parte de nosotros. Dejar tanto duele y asusta, y mucho. Obviamente aparecen esas preguntas como: «¿Será que sí me va a ir mejor? ¿Podré surgir en otro país? ¿Terminaré pasando trabajo? ¿Es esta la mejor decisión?». En fin, pueden surgir muchas dudas y emociones, pero de igual forma nos atrevemos a saltar.

No importa la razón principal de cada quien, el punto es que, miles de venezolanos se han puesto los pantalones y han dado ese gran paso de saltar a lo desconocido.

En la maleta metemos nuestra bandera, los recuerdos de esas personas que amamos y nuestros sueños por cumplir. Le pedimos a Dios que nos bendiga y nos abra el camino hacia ese nuevo mundo, mientras abrazamos la esperanza de que todo va a salir bien. Los nervios siguen ahí, pero también está la emoción por conocer cosas nuevas. ¡Todo un mundo nuevo!

|Conoce más sobre los Servicios Energéticos que ofrezco|

Aeropuerto de Caracas Venezuela

Aeropuerto de Caracas Venezuela

La lista de sacrificios es grande, pero las razones para emigrar terminan pareciendo mucho mayor, tanto que nos tragamos el miedo, y nos aferramos a esa valentía que llevamos en la sangre. Muchos de nosotros tenemos ancestros que emigraron hacia Venezuela buscando una vida mejor, y ahora nosotros los honramos saliendo de ella, para conocer ese mundo que está más allá de nuestra tierra hermosa.

Y seguramente muchas veces nos preguntamos por qué nuestro país llegó a estar tan mal que tuvimos que salir de ahí. Pero, probablemente, ese es el objetivo: Salir, conocer, aprender y madurar como pueblo, aún como emigrante. Quizás se nos volvió necesario salir a conocer otras culturas y, de esa forma, darnos cuenta de los errores que se han cometido en nuestro país y, lo que es mejor, podremos aprender las forma de solucionarlos.

Venezuela

Sé que no soy la única venezolana que se va de su país con la esperanza de volver, pero yo quiero volver para aplicar todo aquello positivo que aprendí afuera y, de esta forma, contribuir en la reconstrucción de Venezuela. Esta es nuestra oportunidad para crecer, no solo como personas, sino como sociedad también. Es nuestra oportunidad para madurar y valorar absolutamente todo, desde aquello que dejamos atrás, hasta aquello que todavía no tenemos. Desde lo agradable, hasta aquello que se nos hizo realmente complicado.

Este es nuestro momento para materializar nuestros sueños y dejar el nombre de nuestro país es alto.


Porque Venezuela lo vale
Francis Nazar


Más Artículos


 

 

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *