El Sumo Sacerdote: La sabiduría detrás de cada elección

El Sumo Sacerdote: La sabiduría detrás de cada elección

febrero 5, 2018 Tarot 4

Nos encontramos con el Arcano Mayor N° 5, el Sumo Sacerdote, carta en la que vemos a un Papa o Sacerdote sentado en lo que parece algún tipo de iglesia católica. Con su mano derecha está haciendo el símbolo de la bendición, y con la izquierda sostiene una cruz. A sus pies se ven dos hombres que, por su posición, parecen estar adorando al maestro. Sí, estamos en la presencia de una imagen que parece muy religiosa, y lo es, pero ¿por qué? ¿Cuál es el significado que esconde esta carta?


El Sumo Sacerdote - Arcano Mayor 5 - Tarot RiderEsta carta le sigue a La Emperatriz y a El Emperador, que representan a mamá y a papá, y todo lo que aprendemos de ellos. El Sumo Sacerdote viene entonces a mostrarnos esas partes de nuestra vida de las que también aprendemos, y las cuales pueden definir nuestra personalidad y creencias de una forma negativa o positiva. Me refiero a la religión, escuela, universidad, grupos sociales y todo nuestros entorno más cercano.

Esta carta es de un sabio (El Sacerdote) que está mediando entre dos puntos de vistas totalmente distintos (los dos hombres a sus pies). El Sumo Sacerdote nos dice que está bien aprender del entorno que nos rodea, pero siempre con sabiduría. Realmente su principal invitación es al aprendizaje, a tener contacto con otros y a buscar consejo cuando lo necesitemos.

Estamos en un mundo lleno de personas, y está bien querer aprender de ellos, pero ¿qué es lo que decides aprender? ¿Es positivo o negativo para ti? Es por eso que el Sumo Sacerdote te invita a escuchar con atención y comunicarte sabiamente con el mundo que te rodea, para que así puedas avanzar con seguridad al siguiente Arcano Mayor, el cual habla de nuestra capacidad de decidir libremente (Los Enamorados).

El Sumo Sacerdote te dice: «Ten mucho cuidado de lo que aprendes en este mundo lleno de tanta Luz, pero también de mucha oscuridad. No todo lo que te rodea es positivo para ti, y tienes que aprender a observar y decidir qué es lo que te hará bien y qué no. Si en algún momento no sabes qué hacer, busca un consejero antes de elegir«.

¿Cuáles son las creencias que has asumido como tuyas pero que realmente pertenecen a tu entorno más cercano (familia, amigos, escuela, religión)? Miras a todos lados y ¿qué es lo que decides tomar para ti? ¿Es algo que te permite crecer o en cambio te limita? ¿Qué tipo de personas forman parte de tu mundo? ¿También te impulsan a evolucionar o todo lo contrario?

El Sumo Sacerdote es el gran sabio del Tarot porque está en el medio de todos, y no se inmuta ante ellos. Es tanto así que se permite guiar y aconsejar a los demás, pero él continúa en su posición segura, estable y próspera. El Sumo Sacerdote no se convierte en aquellos que vienen por su consejo, porque él sabe que está sentado desde una posición muy distinta, una donde él puede reconocerse a sí mismo como un ser único.

Él te dice: «Está bien aprender de los demás, pero tampoco te conviertas en un ciego creyente. Recuerda la rebeldía que te enseñó El Emperador y, de vez en cuando, atrévete a romper con las estructuras que creaste debido a la sociedad que te rodea. Para pertenecer a esta, no tienes que convertirte en una copia exacta de sus creencias y actitudes. Permítete ser tú mismo, porque en este mundo no hay nadie como tú.»

Y es que desde que nacemos estamos en un mundo que nos dice lo que «está bien» y lo que «está mal», o cómo deberíamos ser o comportarnos. Cuando crecemos, muchas veces notamos que esas creencias realmente no se parecen a nosotros y que seguirlas lo que hace es limitarnos o lastimarnos. Con esta carta entendemos que, así como está bien pertenecer a un grupo, también está bien limpiar nuestro sistema de creencias, adoptando pensamientos     y hasta personas     que sí nos potencien en el camino de crecimiento que venimos a seguir.

Un ejemplo claro de esto es la religión. Desde pequeños nos enseñan quien es Dios, la biblia o cualquier otro tipo de creencia religiosa. Pero, cuando crecemos, muchos pasamos por ese proceso de sentir que no es eso en lo que realmente creemos. No es ahí donde está nuestro Dios, así que decidimos dejar todo eso a un lado, y seguir nuestra propia fe o filosofía de vida. Mientras que hay otros pasan la vida ahí, apegados a lo que aprendieron de pequeños. Ninguna opción es mejor que la otra, no desde la vista de El Sumo Sacerdote, quien solo te invita a observar y evaluar con sabiduría a este mundo lleno de caminos muy diferentes.

El Sumo Sacerdote te dice: «En este camino por la vida, debes aprender a elegir, y para eso debes convertirte en un maestro que se conoce a sí mismo lo suficiente como para observar al resto de mundo y saber qué le brinda evolución y qué no. Debes conocer tu propia esencia para que la reconozcas en aquellos que se parecen a ti, los cuales siempre te impulsarán a ser mejor. Quizás todo eso no lo aprendas únicamente conmigo, sino en todo el camino que todavía te falta por recorrer, pero recuerda que en cualquier momento  que te sientas perdido, puedes acudir a mí. Siempre estaré aquí como ese gran maestro que te aconseja, te escucha y te apoya.» 


Tú lo vales
Francis Nazar


Más Artículos:


 

 

4 comentarios

  1. […] de que uses o no la palabra “perdón” en la carta. Si no sabes cómo hacerla, en este artículo, explico bien […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *