Genograma: ¿Cómo hacer tu Árbol Genealógico?

Genograma: ¿Cómo hacer tu Árbol Genealógico?

julio 4, 2020 Autoayuda 0

El Genograma o Árbol Genealógico es la herramienta que nos permite estudiar nuestro Sistema Familiar, no sólo desde el orden y jerarquía que posee, sino también reconocer las historias de nuestros ancestros para poder hacer cierres de ciclos, desde la honra y el respeto de sus procesos. Es una técnica realmente sanadora, porque sanamos mucho más allá de lo mental al conectarnos con la energía de nuestro Árbol. Si deseas hacer tu propio Genograma, en este artículo te dejo una guía de cómo hacerlo:


Hacer nuestro Genograma es un proceso que a veces puede tomar cierto tiempo, sobre todo mientras recolectamos la información de nuestra familia, y también porque puede llegar a mover bastantes emociones inconscientes, pero la verdad es que vale completamente todo esfuerzo que puedas hacer. Esto porque nos permite sanar historias repetitivas en nuestro sistema familiar, historias que quizás nosotros mismos estamos reviviendo, y que no nos permiten seguir nuestro propio camino.

La importancia de hacer nuestro Genograma en grandísima, y por eso escribí un artículo sólo sobre eso. Así que, si quieres saber más de qué se trata, puedes ir a ese enlace, leer al respecto, y luego volver para que entonces aprendas cuáles son los pasos que puedes seguir para hacer tu Árbol Genealógico.

Entonces, si deseas hacer tu Genograma, te doy estos tres pasos básicos y súper fáciles que pueden servirte:

  1. Busca toda la información de tu sistema familiar: pregúntale a tus padres, abuelos, tíos o toda persona que puedan brindar información desde nombres, fechas de nacimiento / muerte, profesión laboral, enfermedades, conflictos familiares, accidentes, vicios, abusos o violaciones, maltratos físicos, rechazo por homosexualidad, asesinatos, etc. La idea es que recaudes tanta información como puedas, hasta de aquellos familiares de los que no se habla mucho (sobre todo de ellos, si además son rechazados de alguna forma).
  2. Comienza a hacer la estructura básica de tu Árbol Genealógico o Genograma, siguiendo la guía que te brindaré más abajo. En esta primera parte sólo escribirás nombres, edades, fechas de nacimiento y si la persona está fallecida o no.
  3. Resalta en tu Árbol aquellas relaciones que fueron complejas o aquellas dónde hubo muy buenas conexiones, y en otra hoja (puede ser simplemente en un documento), deja escrito todas las historias que recopilaste de cada miembro de tu sistema. Además, fíjate si hay alguna historia que hayas o estés repitiendo. Si hay algún familiar del que no sabes nada, quizás ni siquiera su nombre (pasa mucho con las bisabuelos), de igual forma colócalo en tu Árbol como un recuadro o círculo en blanco.
  4. Luego de hacer tu Genograma, lo puedes colocar por ciertos días en un lugar donde puedas verlo y honrarlo, es decir, respetando la historia de tu sistema. También puedes pedirle a tus ancestros que te den la fuerza para lograr eso que deseas en tu vida, con libertad y como parte de tu destino.

Esquema para tu Genograma:

Bien, ahora que ya sabes cuáles pasos generales puedes seguir para hacer tu Genograma, te voy a dar la estructura básica que puedes utilizar para ir armándolo ya después de que recolectes tanta información como puedas:

Primero, tu Genograma debe quedar como algo parecido a esto:

Genograma
En este caso, está representando únicamente el linaje de mamá.

La idea de tu árbol es que puedas mostrar el linaje tanto de tu mamá como de tu papá, así sea con los espacios sin los nombres o información de cada persona. Esto quiere decir, que debes hacer espacio para tus abuelos y bisabuelos, y, en caso de tener, también los de tus tíos.

Sé que, si no sabes nada sobre Genogramas, no debes estar entendiendo absolutamente nada del gráfico de arriba, así que te explicaré cada uno de los símbolos que se muestran. Lo principal es cómo diferenciar a un hombre y a una mujer en tu Árbol. Pues esto lo haces dibujando un círculo para cada mujer, y un cuadrado para cada hombre. Entonces, por ejemplo, papá va representado con un cuadro y mamá con un círculo:

Genograma

Ahora, para hacer referencia a ti mismx o a la persona que es dueña de el Árbol (es decir, quien lo está haciendo), debe colocarse también con un cuadro o círculo (dependiendo de su género), pero doble. Es decir, de la siguiente forma:

Genograma

La estructura principal es aquella en la que representas a tus padres, contigo y tus hermanos (en caso de tener). También puedes expandir tu linaje hacia abajo si ya estás casadx y/o tienes hijos. Recuerda que lo principal es respetar la jerarquía, es decir, los que nacieron primero van de primero, de arriba hacia abajo (bisabuelos, abuelos, padres), y de izquierda a derecha (tíos, hermanos, hijos).

Genograma

Para mostrar los matrimonios, separaciones, concubinatos o divorcios, sea de tus padres, tuyos propios o de cualquier otro familiar importante, como tus abuelos, lo debes representar de la siguiente forma:

Genograma
Matrimonio
Genograma
Divorcio
Genograma
Concubinato o Separación

Para la representación de los hijos y cualquier situación que se presente con los mismos, como abortos, gemelos, embarazo, etc., lo puedes hacer de la siguiente forma:

Genograma
Genograma
Genograma
Genograma

Por último, para representar a personas fallecidas en tus sistema, lo puedes hacer de la siguiente forma, colocando dentro del símbolo, la edad en la que murió el familiar:

Genograma

Así que esos son los símbolos básicos para ir construyendo tu Genograma. Te recomiendo que inicies con la estructura básica de tus padres y hermanos, y de ahí vayas creando la de tus abuelos y tíos (por parte de mamá y papá), y luego la de tus bisabuelos. Si tienes información de tus tíos-abuelos, también puedes agregarla.

Además, puedes iniciar con un borrador de tu Árbol, y luego que ya tengas toda la estructura hecha, entonces pasas a rehacerlo en alguna hoja más grande, sin hacer tachaduras ni nada por el estilo.

Tómate tu tiempo además para sentir cualquier emoción que tu Árbol pueda causarte mientras lo realizas. Esto puede darte señales de procesos que debes sanar en ti mismx, o de relaciones que puedes mejorar con alguien de tu sistema. Déjate llevar por tu intuición y ábrete a sanar.

Tú lo vales.
Francis Nazar.


Más Artículos:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *