Las Afirmaciones y su verdadero poder

Las Afirmaciones y su verdadero poder

enero 5, 2018 Autoayuda 8

La técnica de las Afirmaciones se ha vuelto cada vez más popular, así como la creencia de que somos capaces de atraer todo lo que pensamos, deseamos y decimos. Pero, aún y con lo popular que es, hay quienes no se convencen que esta herramienta puede ayudar muchísimo a transformar nuestra vida. Como todo, es necesario hacerla parte de nuestra rutina diaria, pero sí que ayuda. La dificultad de algunos para creer que las afirmaciones funcionan, nace de la creencia de que, de nada sirve repetir una y otra vez lo que deseamos, y que eso no basta para que se hagan realidad las cosas. Pero, la verdad es que las afirmaciones van mucho más allá de eso.


afirmacionesPara materializar nuestros sueños y metas, se necesita mucho más que tomar acción en los objetivos que nos hayamos establecido. La realidad es que, tomar acción, viene después del pensamiento. Es decir, primero pensamos y, acorde a nuestros pensamientos, actuamos. Es por esta razón que, aunque nuestras acciones son las que materializan absolutamente todo, nuestra forma de pensar crea una condición fundamental en si actuamos o no.

Para explicarme mejor: imagínate que estás ante una persona muy segura de sí misma, que piensa que tiene grandes capacidades para la oratoria. Confía en sus talentos, y realmente piensa que puede alcanzar todo lo que se proponga. Además, parte de sus sueños es ser conferencista. Y, con ese nivel de confianza en sí mismo, no duda ni un instante en ir tras su sueño, sin importar las dificultades que pueda encontrar en el camino… Bueno, este es un ejemplo de alguien que tiene pensamientos positivos hacia sí mismo, pero, ¿crees que actuaría de la misma forma alguien que duda de sí, y solo tiene pensamientos negativos? No, obviamente no actuaría igual.

|Conoce más de los Servicios que ofrezco|

Está comprobado científicamente que tenemos más de 60.000 pensamientos al día, y se estima que el 80% son pensamientos negativos. ¿Cómo alguien puede tener una vida sana, feliz y próspera con una mente tan dañina? Esta es una de las principales razones de estrés. No es tanto las dificultades que puedan haber en nuestro entorno, sino lo insufriblemente complicada que se convierte nuestra mente. Pero esto es así sólo si nosotros lo permitimos.

Lo genial es que tenemos el poder de decirle a nuestra mente: «Por favor, ya no más negatividad, historias pasadas y dolor. De ahora en adelante, decido y me permito ser una persona positiva. Y lo hago porque deseo hacer lo que es mejor para mí».

Cuando asumimos la responsabilidad de nuestros pensamientos, entonces podemos controlarlos. Al principio puede que cueste, pero es algo que se va aprendiendo poco a poco. Lo bueno es que hay herramientas que nos ayudan, y una son las afirmaciones. No es repetir cosas positivas una y otra vez solo porque sí, como cuando estamos rezando para salir del paso. Es sentir lo que nos estamos diciendo, ser conscientes de cada palabra positiva, y asumirla como una verdad. Si sentimos rechazo, eso está bien. Es tu mente acostumbrada a lo negativo diciéndote: «Eso es mentira, eso es mentira», pero la mente aprende de la repetición, y es por eso que, mientras más le digas algo (positivo o negativo), más lo va a aprender. Es tú responsabilidad elegir lo que sea mejor para ti.

Las Afirmaciones nos ayudan a «entrenar» a nuestra mente y a cambiar nuestras creencias hacia nosotros mismos y el resto del mundo. Además, nos apoyan en procesos donde nos vemos puestos a prueba, que es cuando más sale a flote nuestra tendencia a ser negativos. Es en esos momentos que debes darte cuenta (ser consciente) de que estás en modo «nube negra», y cambiar tus pensamientos a otros totalmente opuestos y positivos.

afirmacionesUn ejemplo personal: en esto de querer alcanzar mis metas al mismo tiempo que acabo de emigrar a otro país, muchas veces me encuentro en ese punto donde algo se complica y realmente creo que nada va a funcionar. Me siento frustrada y sí, debo admitir que hasta me he enfermado un poco. El estrés a veces es horrible, pero procuro tomar control de la situación. Cuando estoy así, comienzo a repetirme frases positivas como: «Yo puedo. Soy una mujer poderosa y capaz de materializar todo lo que me propongo. Los obstáculos son parte del proceso de aprendizaje, así que los acepto y fluyo con la vida. Me amo y sé que estoy a salvo». Y así sigo repitiendo y, si es necesario, lo escribo varias veces, hasta que siento que mi cuerpo se va relajando.

No digo que las Afirmaciones sean milagrosas, ya que es solo una herramienta de mi set de herramientas de apoyo (es decir, a veces hago otras cosas más para quitarme la nube negra), pero es fundamental ir entrenando nuestra mente para cada vez tener menor tendencia a lo negativo. Nos limpiamos de todas esas energías pesadas cuando nuestros pensamientos son alegres, divertidos, positivos y, además, están llenos de imágenes de nuestros sueños.

Visualízate alcanzando eso que tanto deseas, y dime cómo te sientes ¡Vamos! Inténtalo… Visualiza tu sueño o uno de tus sueños, hecho realidad. Imagínate ahí, viviendo tu sueño y, mientras lo haces, sé consciente de cómo te sientes… ¿Lo hiciste? Si es así, te aseguro que hasta una sonrisa se te dibujo en la cara. ¿Me vas a decir que eso no es mejor que andar con la mente llena de «no puedo», «la vida es horrible» o «aquél me hizo daño (la posición de víctima es igual de negativa que cualquiera de los otros pensamientos que mencioné)».

Entonces, aunque repetir una y otra vez: «Yo soy dueño de un auto», no va a hacer que te aparezca al frente como arte de magia, las afirmaciones lograrán que transformes esos pensamientos que te limitan, en unos que te impulsan a actuar en busca de ese auto. De igual forma como te harán sentir mejor contigo mismo. No es igual decirte una y otra vez: «soy la peor persona de este mundo», a decirte «soy una persona maravillosa». Y créeme, es imposible ser feliz si siempre te estás tratando mal.

¿En qué momento hago realidad la Ley de la Atracción con las afirmaciones?

En el momento que cambias tu energía. ¿No te ha pasado que piensas algo tan feo y trágico que, aunque no sea realidad, te hace sentir mal? Bueno, de igual forma sucede cuando afirmamos o visualizamos cosas positivas, solo que, a diferencia, nos hacen sentir bien. En ese «sentir bien», nuestra energía cambia. Nos sentimos alegres, optimistas y hasta hablamos de otra forma. Además, entramos en contacto con personas más positivas que nos «nutren», y así nuestra vibración va cambiando y, poco a poco, elegimos conectarnos con aquello que nos hace bien. Y, entre esas cosas, están nuestros sueños.

|Conoce más de los Servicios que ofrezco|

Ademas, ir tras eso que deseamos con amarguras, estrés y siendo negativos, en verdad que es agotador. En algún momento te vas a sabotear o tirarás la toalla (que al final es otro forma de sabotearte), y así jamás llegarás a la meta. Y si logras llegar, no vas a desfrutar de nada, ya que estás acostumbrado al pesimismo. Una recomendación: el camino para alcanzar tus sueños, debe sentirse igual que cuando lo logres. Si crees que vas a estar emocionado, entonces emociónate mientras lo haces. Que el camino sea igual de bueno que la meta, ¿no crees?

En fin, siempre lo digo: es cuestión de que pongas las afirmaciones a prueba. Si no sabes cómo comenzar, aquí te dejo un artículo con algunos ejercicios que te pueden ayudar  y aquí te dejo otro con una guía de afirmaciones en caso de que no se te ocurra ninguna.

No es solo repetir cosas positivas por que sí, es tomar la decisión de convertirte en un ser que piensa, habla y actúa para su propio bien y el de los demás. Y ser positivo nunca le hará daño a nadie.


Tú lo vales
Francis Nazar


Más Artículos


 

 

8 comentarios

  1. francisco nazar dice:

    Me gusta mucho tu articulo, todos mis pensamientos seran positivos hacia ti para que logres resolver lo de tus papeles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *