Etiqueta: Vida sana

Las expectativas y el inevitable sufrimiento

La realidad es que estamos llenos de expectativas del tipo: me gustaría, ojalá tal cosa sucediera, espero que esto sea de esta manera, ¿por qué aquella persona es así y no como yo quiero que sea?, etc. Y esos pensamientos pueden estar enfocados a situaciones del pasado, presente o futuro, pero, muchas veces, lo hacemos como una queja constante sobre nuestra vida pasada y aquello que sucedió que no nos hizo felices. Ahora, ¿esta actitud es sana para ti?


julio 20, 2018 6

Transformar tu vida: lo que siempre necesitarás para lograrlo

El mundo sí que ha cambiado y la sociedad misma también. Quizás no tanto como quisiéramos, pero la apertura que ha habido al mundo espiritual y de sanación, siempre se agradece. Ahora hay más personas tomando consciencia de sus acciones, sanando su pasado y empoderándose como seres (hombres o mujeres) lleno de talentos y capacidades. Vemos que las personas están buscando cada vez más algún camino que les brinde la posibilidad de vivir una vida mejor, y todo eso es realmente maravilloso. Sí, muchas personas tienen el deseo de cambiar sus vidas a una más positiva, pero siempre se encuentran con aquella duda de «¿cómo lo hago? ¿Por dónde comienzo? ¿Qué necesito para lograrlo?». En mi humilde punto de vista, la respuesta siempre es la misma, aunque el camino de sanación de cada persona sea distinto al de otra.


mayo 15, 2018 4

Vivir desde la humildad vs. Vivir desde la queja

Muchas veces nos preguntamos «¿Por qué me sucede esto?, ¿Por qué la vida es tan dura conmigo?, ¿Por qué me ha tocado sufrir tanto?». Y así muchos pensamientos pueden llenar nuestra mente cuando estamos viviendo alguna situación difícil o que, simplemente, no nos gusta. La realidad es que al humano le encantaría tener el control de todo, no solo de su propia vida, sino que, muchas veces, de la vida de los demás también. Nos gustaría ser como Dios o, si es posible, ocupar su lugar por completo y así crear el mundo que creemos «correcto». Y la realidad es que, en ese deseo, no hay más que simple arrogancia.


enero 17, 2018 5